lunes, 18 de junio de 2007

YO CONSEGUI QUE FERRAN ADRIÀ DEJARA DE SER ESPAÑOL

Yo fuí el "negro" que escribió el primer y sensacional libro de Ferran Adrià, "El sabor del Mediterráneo", y disfruté mucho con ello, ya que la relaciones con el gran cocinero sfueron- y son- excelentes. Dado que el material del libro lo escribí directamente en catalán- ya que este salió en esta lengua y con traducciones al español, inglés, etc.-, le sugerí a Ferran- en aquel momento Fernando- de que, por coherencia y normalidad, su nombre tenía que ser en catalán (cómo lo son, de forma natural, totods los nombres propios en Cataluña, Baleares, etc; la forma española es una imposición). Costó un poco convencer al entorno- sobretodo a Juli Soler-, pero al final me salí con la mía: desde aquél momento Fernando fué Ferran. Y es con el nombre catalán- y no con el epsañol- que ha tenido una proyección internacional. El último paso es cosneguir que en España aprendad a respetar la pluralidad lingüsitica i escriban de forma correcta el nombre, que es Ferran y no "Ferrán".