viernes, 20 de mayo de 2011

Espinacas y algo más...

Espinacas con pasas y piñones

Constituyen una de las mejores recetas posibles de espinacas: sencilla , pero muy sabrosa, y con un acorde mágico entre dulce y salada. Tengo para mi- y algún autor anglosajón también lo ha escrito que es al mejor rectas de espinacas, del Mediterráneo, con perdón de las espinacas a la crema, propias de Francia o , similares, a la florentina, de Italia. De hecho, es al receta de espinacas conocida más antigua de Europa, ya que se encuentra en los recetarios catalanes medievales. Es por ello que es un patrimonio común de la cocina catalana, valenciana y balear. En estas cocinas es muy frecuente el uso de piñones pasas, a menudo asociados en una feliz conjunción, que se repite en otras partes del Mediterráneo, de Sicilia a Grecia.

En Europa la primera vez que se citan las espinacas es en textos medievales catalanes. La palabra (espinac) procede del persa, pasando por el árabe. El nombre de al recta, en la lengua de Valencia, Cataluña y Baleares, es “Espinacs amb panses i pinyons”.

En las cocinas mediterráneas, de la India, China, etc. las espinacas aparecen en numerosas recetas: combinadas con legumbres- lentejas, garbanzos, judías-, con arroz o pasta, para rellenar canelones o ravioli y similares, como los deliciosos pastelillos que encontramos en todo el Mediterráneo, de Grecia y Turquía a Cataluña, en los que el relleno a veces se combina con ricotta. En el área catalano-valenciano-balear también aparecen en las cocas saladas. Se pueden utilizar en crudo, como ensalada.

Ingredientes

2 kg de espinacas, agua, sal, aceite, 20 g de pasas, 20 g de piñones.

Elaboración

Hervir las espinacas, en agua y sal, durante unos 10 minutos. Una vez hervidas, escurrirlas y enfriarlas con agua, para que conserven el color verde. Acto seguido escurrirlas bien, apretándolas con las manos, con el fin de quitarles todo el agua que sea posible. En una sartén con el aceite, dorar un poco los piñones; acto seguido, añadir las espinacas y las pasas; i salteándolo. Probarlo de sal.

Notas

~ Las pasas –y opcionalmente los piñones– se pueden poner a remojo, en agua fría, durante una hora, ya que así se ablandan. Se pueden utilizar pasas de moscatel o de Corinto (sin simientes).

~ Se puede hacer una variante poniendo los ingredientes, una vez preparados del modo que hemos dicho, en una cazuela de barro; lo cubriremos con una capa de besamel, lo espolvorearemos con queso rallado y lo meteremos en el horno hasta que esté dorado.

~ El mismo plato se puede hacer con acelgas.