martes, 29 de marzo de 2011

quien dice que la cocian vegetariana no es buena?¿HABAS REHOGADAS VEGETARIANAS En Cataluña, Valencia y las Baleares, se aprecian mucho las habas tiera

HABAS REHOGADAS VEGETARIANAS

En Cataluña, Valencia y las Baleares, se aprecian mucho las habas tierans, aunque en Mallorca tambien se conserva alguna venerable receta medieval hecha con habas secas (Fava parada), un producto básico en la alimentación mediterránea- por ejemplo, del Egipto de los faraones y hasta hoy- desde la Prehistoria, y que aún encontramos en alguans regiones italainas, en Malta, el Magreb, el Próximo Oriente, Turquia, Grecia, Cerdeña,etc.

Las recetas catalano-valencianas-baleares de “faves ofegades” (dichas tambien a la catalana, al tombet, etc.) és con productos del cerdo- butifarra, botifarró, sobrasada, costilla, tocino...-. En todos los casos se suelen aromatizar con hierbas y, particularamente la hierbabuena (esta no suele faltar nunca, y es una feliz asociacion), el moraduj o el honojo, que combinan muy bien con las habas.

En Cataluña, ademas, se les suele añadir anís, moscatel, augardiente, chocolate etc.- las “faves ofegades” o a la catalana con chocolate gustaban sobremanera a Salvador Dalí, ya que me lo confesó personalmente, que se las hacía preparar así a su cocinera Paquita Boetas. No es ningún invento “surrealista”, es una típica práctica catalana de las “picades” (majados) con que se finalizan muchos guisos, con un resultado más que delicioso.

Aquí les explicamos una deliciosa receta procedente de la comarca valenciana de La Marina, pero que, con algunas variantes, se encuentra en todas las comarcas.

Ingredientes

1 kg de habas sin vaina , 1 manojo de ajos tiernos, sal, agua, aceite, menta (hierbabuena).

Elaboración

Poner todos los ingredientes en crudo en una cazuela de barro. Ir cociendo a fuego lento y sacudiéndolo de vez en cuando hasta que las habas estén cocidas.

Notas

Es imprescindible que las habas sean muy tiernas; si es asi, no es necesario que sean pequeñas o “baby”. Josep Pla, el gran escritor-gastrónomo catalán, aseguraba que, para asegurar que fueran frescas, era mejor robarlas en el huerto del vecino que irlas a comprar , por el tiempo transcurrido desde la cosecha. Era uno de los cultivos que nunca faltaba en su propio huerto. Eso tiene una explicación, que también vale para los guisantes, que es que con las horas forman almidón, que las hace menos frescos y apetecibles.

~ Se pueden poner trocitos de tocino, butifarra de cebolla u otros embutidos, así como pimentón dulce, hinojo, etc.

~ También se pueden añadir unos huevos fritos o estrellados, una curiosa práctica antigua, conservada en Valencia, que incluso se aplica a guisos de pescado.

Esta misma receta la podemos aplicar a los guisantes, o a una combinación de guisantes con habas, así como alcachofas, patatas…