lunes, 26 de abril de 2010

EL DAIQUIRÍ DE ERNEST HEMINGWAY

DAIQUIRÍ, EL CÓCTEL DE HEMINGWAY
Un cóctel que toma el nombre de una playa de Santiago de Cuba en Oriente. Se empezó a difundir a principios del siglo XX.
Pero su lanzamiento internacional vino a través del Floridita, famoso local de la Habana (antes la Piña tropical)l regentado y puesto a punto por el catalán Constantí Ribalaygua (nacido en Lloret de mar, llamdo cariñosamente “Constante” por los cubanos) un emigrante que hizo fortuna, conoció a Ernest Hemingway , el mítico autor de El viejo y el mar, e hizo famoso este cóctel en todo el mundo. Partió de un establecimiento ruinoso llamado “La piña tropical”, que rebautizó con el nombre de “Florida”, hasta que los habaneros lo convirtieron, cariñosamente, en “Floridita”. Constatí sorprendía a los habaneros por el hecho de que se levantaba a las 6 de al mañana para ir a recoger la hierbabuena fresca que es una de las bases de este cóctel. Cuba no solamente ha aportado cosas extraordinarias en el campo de la música y el baile- de Pérez Prado a Celia Cruz, pasando por Olga Guillot-, sinó también en el de los cócteles. Aun hoy, la cocteleria mas antigua y famosa de Barcelona, Boadas, pertenece a una familia de catalano-cubanos.
Los catalanes tuvieron prohibido por España emigrar a América hasta muy a finales del s. XVIII- a pesar de su enorme aportación en el Descubrimiento, en hombres, financiación, logística, cartografía..., pero cuando pudieron, ya en el siglo XIX, sus preferencias se dirigieron a Cuba, en donde apellidos catalanes representan nombres básicos del patriotismo, el comercio, la industria, la política, la música: José Marti, Partagàs, Bacardi,Crusellas (cosméticos), Pujol (grandes almacenes), Gener (cigarrillos), y un largo etcétera.
Hemingway encuñó la famosa frase “el mojito en la Bodeguita, y el daiqurí, en el Floridita”. La”Bodeguita de en medio” és un popular bar que, a diferencia del Floridita, incluso los cubanos pueden frecuentar. Sus paredes llenas de fotografías, dibujos y muchos !“saborrr”!, etc. acogen , en pleno casco viejo,un público popular que toma mojitos con chicharrones (de carne de cerdo).
El señorial Floridita, con todo su carácter y elegancia años 50, es también un restaurante. Pude compartir mesa con Eduardo Galeano, el autor del memorable libro “Las venas abiertas de América Latina. Y naturalmente, tomar un par de Daiquirís, el que se ofrece en la carta y toro por invitación.
Es el cóctel más facil y adecuado para grupos , fiestas y verbenas, pero también para encuentros íntimos.
Os doy la receta tradicional en las casas de Cuba. Los cubanos pronuncian “Daiquirí”, que, como dijimos, es un topónimo.
He aqui lo que escribió Hemingway en Islas en el Golfo:" “La bebida no podía ser mejor, ni siquiera parecida, en ninguna otra parte del mundo… Hudson estaba bebiendo otro daiquirí helado y al levantarlo, pesado y con la copa bordeada de escarcha, miró la parte clara debajo de la cima frappé y le recordó el mar".


Ingredientes

6 partes de ron blanco
6 partes de zumo de limon (o lima)
6 partes de azúcar blanco
Cubitos de hielo

Elaboración
Mezclar todo en el vaso de la batidora, hasta que quede como una crema clara. Servir en vaso o copa de cóctel.
Se puede decorar con hierbabuena o una guinda.

Notas
En origen se utiliza lima,, llamado también “limón criollo”.
Con ron dorado tenemos el “Mulata”, y con doble ración de ron y zumo de toronja tenemos y sin azúcar, el Hemningway Special.. Otra variante del Floridita incluye marrasquino.