martes, 14 de julio de 2009

AVELLANAS Y OTROS FRuTOS SECOS: HA LLEGADO NUTELLA DE FERRERO

FRUTOS SECOS: POR EJEMPLO, LAS AVELLANAS
El reciente descubrimiento del poder de las avellanas, consumidas regularmente, para combatir el colesterol, ponen de actualidad, de una forma más positiva, el papel de los frutos secos en la alimentación. Aunque yo, particularmente, no soy partidario de mezclar dietética y supuestas propiedades milagrosas de los alimentos con gastronomía.
Y, naturalmente, las avellanas sestán presentes en la gastronomía: estos frutos -avellanas, fundamentalmente, pero también las almedras, los piñones, las nueces- son una amplia fuente de placeres y posibilidades palatales.
Según los estudios médicos a que aludíamos, hechos con doscientos sujetos a los que se les hizo ingerir diariamente una cantidad regular y pequeña de avellanas, estas rebajan el nivel de colesterol. Naturalmente, el mismo estudio se puede aplicar a otros frutos secos, como la snueces: !todos contentos!.
Un descubrimiento que podemos poner al lado del que posibilitó la "despenalización" del pescado azul, antes un tabú para una alimentación sana y después una fuente de salud.Los mismos que ocurrió con el aceite de oliva, antes "criminalizado" como causante de estragos en la salud, y después rescatado para el mundo de la salud.
Por fin, pues, una noticia positiva para las avellanas en particular y los frutos secos en general, después de tantas movilizaciones de los productores catalanes que veían amenazado (por cuestiones de la CEE y la competencia, en precio, de las avellanas turcas) este producto secular.
En la alimentación tradicional, que valorava fundamentalmente los productos energéticos y no perecederos, los frutos secos tuvieron un papel estratégico.
No es extraño pues que estos frutos de otoño, en las culturas mediterráneas- España y Cataluña, Provenza, Italia- tuvieran, en la fiesta anual por antonomasia, Navidad, un valor ritual. La costumbre de comerlos en esta fecha aun se mantienen, aunque sea en forma de turrones (en Cataluña, recordemos dos recios turrones, de raigambre medieval, que se elaboran con avellanas: el de Agramunt ,que goza de un reconocimiento de calidad , el de Amer o el de Santa Coloma de Farners ,en Gerona- “teules de torró d’ avellanes”-). En Valencia los encontramos en Catí (Castellón).
PONGA LA AVELLANA EN SU VIDA
La avellana en otoño se encuentra fresca, y también es comestible, pues tiene un sabor suave y aromático. Pero normalmente su virtud estriba en ser un fruto seco, de fácil conservación. En el mercado se pueden ecnontrar entera (con cáscara) natural tostada, o bién sin cáscara, con las mismas presentaciones. La avellana tostada tiene un sabor más pronunciado y suele ser más digestible. Ahora una marca anuncia frutos secos tostados como un enorme descubrimiento, que hace bailr a una elefante: lo es, en efecte, para los anglosajones, e incluso otros mediterráneos: pero en Caaluña, Valencia y Baleares, desde siempre estos frutos secos se han tostado, afin de realzar su sabor.
Una forma estupenda de iniciar en su consumo, especialmente a los niños, es añadiendola (tostada o sin tostar, entera o troceada) a los cereales del desayuno (trigo inflado, avena, etc.). Este muesli es sano, fácil de preparar y delicioso. Igualment tenemos la cremas de aellanas con cacao: la mejor és la clásica europea, Nutella, ya que es la que contiene más avellana (respecto de Nocilla o marcas blancas).
Los pasteles , helados, chocolates y cremas son tanbien el punto de encuentro privilegiado de las avellanas: en Cataluña suelen formar parte del popular postre "de músico" (surtido de frutos secos y tartas y helados con estos frutos). No hay resturante de cocina tradicional que no sirva eeste apreciado postre- documentado desde la Edad Media-, compuesto de avellanas, almendras, higos, cacahuetes, etc. y servido con una copa de vino dulce o de licor; es una combinació o maridaje excelente; además el postre es social, ya que se suele compartir (en Girona se les llama “grana de capella”- simiente de cura, supongo que por su poder alimenticio).
En cocina sus resultados son espléndidos, especialmente en el terreno de las salsas y guarniciones. Las truchas, lenguados, etc., hechos a la avellana (en vez de almendras) son deliciosos.
Con ellas, finalmente, podemos elaborar salsas tan importantes como la picada o majado (triturando avellanas, ajo, perejil, azafrán, galletas o pan frito, y añadiéndola a cualquier guiso al final de la cocción) o el romesco (salsa para pescados).
En Italia también se elaboran licors de avellanas, como el Nocciolo. En este pa´si hay las de escelente calidad del Piamonte.
Procedencia de las avellanas
-DOP Reus, consideradas de las mejores. Tambien se producen en la comarca de la Selva, Girona.
-Turquia (un poco más grandes que las catalanas)
-California (semejantes a las trucas)
-Ialia (Piamonte). No se suelen encontrar en España.
Consumo
-Nutella (Ferrero)
-Crema y leche de avellanas
-Avellanas recubiertas de chocolate (Valor)
-Ginaduia italiana (chocolate con pasta de avellans, hasta un 30%). Se utiliza en chocolates y bombones, como los Gianduiotti de Turín (capitla del Piamonte).
-Turrones de avellana (en forma de pequeñas torats redondas), de Agrmunt, Santa Coloma de Farners, etc.
-Chocolate con avellanas enteras: Torras, Lindt