miércoles, 15 de octubre de 2008

FRITO, FRESCO Y DELICADO

Un delicado frescor en la boca.
Calabacines empanados
Hecho de esta manera, el calabacín es un agradable acompañamiento para carnes a la brasa, a la plancha o fritas, e incluso para el pescado. Nunca faltaba en verano. De esta manera también se hacen las berenjenas, las alcachofas, los tronchos de las acelgas y la coliflor, en estos dos casos previamente hervidos.
Esta agradable forma de comer las verduras recibe también el nombre “buñuelo”; aunque, de hecho, al menos para mi, un buñuelo tiene mucha ma´s masa y menos relleno. Cuestión de gustos.
Estas guarniciones son muy frecuentes en la cocinas caseras- y en los resturantes- de Cataluña, Valencia y Balearees pero también en Provenza, Italia, ett. En este último país a veces se añade queso rallado en la masa, cosa que también he visto hacer en mallroc,a en dónde e arte de estos “buñuelos” es excelente.
El calabacín (carbassó, carabasseta- en l´Alguer, Cerdeña-, carabassí) es un bebé de un tipo de calabaza (hay especies autóctonas y americanas). En Argentina y Estados Unidos se usa el nombre italiano, zucchino (zucchini en plural). En nuestro clima los hay con la piel de color claro- un verde guisante o pistacho- y con la piel oscura- o sea, unos mulatos de color verde menta-. Los dos son buenos, aunque algunos se inclinan por los claros.
El calabacín forma parte de pistos ( y a veces de al samfaina catalana o de la ratatouille/ratatolha provenzal), de paltos de pasta, cuscús i y risotti. Son deliciosos rellenos, al estilo de Menorca o de otros lugares del Mediterráneo. Finalmente, a mi me salen muy bien en tortilla- cortados a daditos-. Si el calabacín es muy fresco, hecho de sta forma (confitado, no frito) tiene un perfume inigualable, como el de aquella colonias cítricas y frescas fabricadas por los judíos.
Ingredientes
calabacín
pasta de rebozar (harina, agua, sal)
aceite
Elaboración
Cortad el rabo del calabacín, una vez limpio. Cortadlo en rodajas bastante finas, pasadlas por la pasta y freírlas en abundante aceite. Escurridlas encima de un papel absorbente y servidlas enseguida.
Notas
La pasta de rebozar se hace con 1 l de agua (o la que admita), 60 g de harina (aproximadamente) y una pizca de sal; hay quien le añade huevo y levadura.
El calabacín y la berenjena se pueden freír o hacer a la plancha sin enharinar.