miércoles, 1 de octubre de 2008

CREATIVIDAD BIEN ENTENDIDA

Hay revisiones de platos o bebidas clásicas- como el pa amb tomàquet de Joan Roca o dels resturante Els cinc sentits de Barcelona- que valen la pena; dentro de la sbebidas, una de las más conseguidas es el gin toni revisitado; es excelente; yo también lo he checho con vodka, y es excelente.


Adaptacion de Xabi Elustondo : (Receta Base: Pedro Subijana) La receta original completa se puede encontrar en la web del Akelarre, si bien mi experiencia me hace recomendar que el helado de limón lo compréis al gusto (tipo sorbete), dado que lleva trabajo y no aporta tanto al conjunto. La teja también es conveniente no hacerla ya que, a mi modo de ver, no encaja del todo en este refrescante plato y es bastante compleja.


GELATINA DE GIN TONIC

Ingredientes Gelatina Gin-Tonic (4 personas)

33 cl

Tónica (1 lata)

4 o 5

Hojas de gelatina

1/2 dl

Ginebra (marca al gusto, que no sea muy fuerte)


--------

Ingredientes Salsa de Enebro

1

Limón

50 g

Agua

100 g

Azúcar

17

Bayas de enebro (herboristerías o tiendas de dietética y nutrición)


Preparación Gelatina
1
Poner a remojo la gelatina en agua fría durante 5 minutos. Poner al fuego la mitad de la tónica hasta que hierva y añadir de una en una las hojas de gelatina previamente hidratadas (veréis que al contacto con la tónica caliente se derriten instantáneamente). Se retira del fuego removiendo con una cuchara y se añade el resto de la tónica y la ginebra.
2
Dejar enfriar y meter en la nevera. Conviene hacerlo de víspera para que la gelatina espese adecuadamente.
Preparación Salsa de Enebro
1
Cortar en juliana la corteza del limón o sacar virutas con una herramienta al efecto. Poner al fuego en un cazo el agua, el azúcar y las tiras de corteza hasta que esté a punto de hebra. En ese momento retirar las tiras que ya estarán glaseadas y poner sobre un papel de aluminio de forma separada para que no se peguen unas con otras.
2
Añadir el zumo del limón al almíbar y las bayas de enebro trituradas finamente bien con cuchillo o cómodamente con un molinillo de café limpio.
3
Poner un poco más al fuego hasta que la textura espese un poco. Con el frío posterior de la nevera espesará más, debiendo quedar como una mermelada.
Montaje
1
En un plato de postre poner 2 medias bolas de sorbete de limón, a su lado un montón de la gelatina (la cual habremos cortado en la forma que más nos apetezca: tiras, cubos o al modo de hielo triturado, que es como más me gusta). Se añade una cucharada de la salsa haciendo un círculo alrededor del conjunto y se ponen 2 o 3 tiras de cáscara de limón glaseada sobre el helado.