domingo, 28 de septiembre de 2008

MIEL CALIENTE

Tostada con miel
(Torrada amb mel)
Este es un recuerdo de mi infancia en el campo: cuando iba a casa de unos “masovers” (aparceros) me daban una tostada recién hecha en el la con una capa de espesa miel de sus propios panales. La miel espesa indica que no ha estado tratada o centrifugada o que ya tienen un cierto tiempo, cosa que no merma sus cualidades, ya que este precioso oro de las abejas es un conservante.
En la cocina cavalear, la miel está presente en algunos platos: bacalao con miel, sobrasada con miel. Cocas con miel, formando parte de antiguas salsas agridulces para los huevos, el hígado, etc. Y no olvidemos las deliciosas combinaciones de “mel i mató” (o recuits), requesones con mil, al estilo del yogur tal como se toma en Grecia. La tostada de sobrasada caliente con miel es deliciosa, sobretodo si se hace con la excelente miel de Mallorca, ya alabada por los clásicos, que la consideraban una de las mejores después de la de Grecia. En Cataluña también se producen mieles artesanas en muchas comarcas, del Ampurdán a la región del Ebro, y en el País Valenciano son también de una gran calidad. Destacan las de romero, “farigola” (tomillo) azahar, brexo (bruc), y, eucaliptus y flores diversas: cada una de un color y sabor característico. La miel, como dijimos, es un buen conservante; se asocia, por ejemplo a los frutos secos- como en Grecia-, como pueden ser nueces o almendras.
En Cataluña, el pan tostado, o tostada, se come untado con tomate, con aceite y sal, con allioli, con ajo, con miel: constituía, en el campo, un desayuno tradicional, que yo degustaba en casa o fuera, cuando vivía en el campo. En eso coincidía con Dalí, que nos evoca este recuerdo en su Vida secreta: “Después venía el desayuno, servido en la larga mesa del comedor, para mí solo. Dos grandes tostadas empapadas de miel y un vaso de café con leche muy caliente.”
Ingredientes
pan de payés
miel
Elaboración
Tostad las rebanadas de pan y, en caliente, poned la miel encima.
Notas
El pan, caliente, permite que se funda la miel – la miel natural o de payés es espesa – y, además, proporciona un delicioso contraste de temperaturas que ensalza el sabor del ingrediente dulce.